Marina Curriá

Marina Inés Curriá

Docente - Médico Endocrinóloga

  • Médico Endocrinóloga
  • Profesora Superior en Medicina
  • Líder de servicio de Endocrinología, Metabolismo, Nutrición y Diabetes
  • Trainer en Hipnosis Ericksoniana y Clásica
  • Docente de la Maestría en Hipnosis Clínica Profesional

 

¿Quién soy? ¿Cuál es mi entorno?

Soy Marina Inés Curriá. Nací en el año 1959, ciudad de Bs As. A los 24 años de edad, recibí mi diploma de médica, ya con una hija. Hoy tengo 4 hijos maravillosos,  5 hermosos nietos y un marido amoroso e inteligente,  que amo y admiro y junto a quien desde hace 13 años compartimos la misión de ser mentores de cientos de médicos.

Un poco más de historia…

Desde muy pequeña soñaba con enseñar y comencé a desarrollar esa habilidad a través del juego. En la escuela secundaria descubrí la materia psicología y quedé impactada por la mente humana, su inmensidad, posibilidades, lugares desconocidos y poco explorados. Siempre comprendí al ser humano como una unidad sustancial de cuerpo, mente y espíritu y mis padres me enseñaron que la fuente de esa unidad es el AMOR. A los 15 años descubrí en biología las hormonas y me enamoré de la conexión con todas las células y sus repuestas. Me intrigaba saber cómo la gente podía enfermar y sanar a través de esas vías. Creí que la Medicina y la Endocrinología, abriría el enigma para comprender la salud y enfermedad y en el año 1992 obtuve ni título de Endocrinóloga. Posteriormente me fui capacitando en Posgrados para asumir roles que siento son mi vocación:  el servicio a la persona que tiene una enfermedad y su recuperación, enseñar, investigar, conducir procesos en salud, la prevención. Pero más estudiaba, más me daba cuenta de las limitaciones de la Medicina tradicional. Sentía cuán poco podía curar con una prescripción farmacológica, simplemente acompañaba a la gente a mejorar su calidad de vida en enfermedades que se llaman crónicas.  Descubrí hace ya varios años la nutrición como una fuente inagotable de principios fundamentales para la salud y también de recursos terapéuticos para todas las enfermedades.  En el año 2011 hice mi presentación de tesis doctoral y ese mismo año terminada la carrera  docente,  obtuve el Título de Profesora Superior en Medicina.  Desde el año 2012  lidero un Servicio de Endocrinología, Metabolismo, Nutrición y Diabetes en un importante hospital de Buenos Aires que reúne el área  asistencial, la docencia e investigación.

Mi encuentro con la Medicina integrativa…

La Facultad de Medicina brinda conocimiento científico sólido para entender las enfermedades, diagnosticar y aplicar la terapia adecuada para cada tema. Pero no enseña a entender a la persona que vive con esa enfermedad, ni tampoco explica qué hay detrás de esa dolencia en cada uno de ellos, el para qué…Luego de tantos años de profesión, entiendo que los pacientes necesitan algo más que una pastilla para mantener el equilibrio de la salud.

En el año 2004 en un momento de mucho estrés personal, hice el Curso del arte de vivir y aprendí técnicas muy valiosas de respiración para bajar la ansiedad. Comprendía que saber respirar con técnica y conciencia es mucho más efectivo y económico que un fármaco ansiolítico, además sin efectos adversos.  Entonces empecé a leer y explorar otros campos para integrar cuerpo, mente y alma.

En el año 2018 me diagnosticaron un carcinoma espinocelular en la piel, nada grave, el tumor fue extirpado. Pero me dijeron que debía protegerme del sol toda la vida, porque era posible la recidiva. Yo no me conformé sólo con la explicación de la evidencia científica y comencé a preguntarme qué quería decirme ese diagnóstico, para qué se había expresado ese cáncer en mi vida, precisamente yo, una persona que siempre había gozado de salud plena. Quería encontrar la llave,  para sanar aquello que lo había despertado. Si bien había pasado por alguna experiencia de psicoterapia para acompañar etapas dolorosas de mi vida, me pareció que ahora necesitaba otro enfoque y decidía hacer una sesión de  Biodescodificación.  Entonces comprendí  que podía ayudar también a mis pacientes desde este abordaje. Durante el tiempo de esa  capacitación me hablaron y mostraron que las técnicas de Hipnosis Ericksoniana pueden ser recursos muy efectivos para aplicar en  biodescodificación. Por lo cual resolví empezar también Hipnosis. Fue así que llegué a IAFI,  donde hice mi formación con Guillermo Stilstein, un verdadero Maestro,  a quien admiro y  con quien seguiré aprendiendo porque es una fuente inagotable de sabiduría. Cotidianamente utilizo la hipnosis en mi consultorio, ayudo así a mis pacientes a ganar seguridad, confianza, bienestar. Aplico también la autohipnosis para mi relajación personal. Desde que entré a IAFI decidí que en ese espacio quería permanecer, para seguir aprendiendo y compartir con otros mi aprendizaje. Hoy formo parte del equipo de IAFI, y me siento orgullosa de pertenecer y agradecida por la confianza y el respeto de las autoridades para formar parte del Grupo docente de la  Maestría en Hipnosis Clínica Profesional.

Mi nueva comprensión de la salud y enfermedad….

Ahora entiendo que salud y enfermedad es un continuum en la vida del ser humano. Además, nunca estamos totalmente sanos o enfermos. Es decir se puede tener una enfermedad y gozar de salud mental, espiritual y en el resto de los tejidos. Pero también se puede, no tener una enfermedad física pero ser infeliz y la infelicidad es un camino para enfermar el cuerpo físico. La Psiconeuroinmunoendocrinología PINE integra estos procesos y ayuda a entender la estrecha relación biológica (sistema nervioso, endócrino e inmune) con la mente, las emociones y la historia personal. Es fascinante comprender el impacto del trance sobre la mente-cuerpo a través de la PINE.  Vivir es un camino donde  la enfermedad  puede ser una oportunidad para evolucionar y en la medida que yo como médico acompaño y guío, el paciente se vuelve protagonista de su proceso de sanación. Es agregar Medicina integrativa a la Medicina tradicional y el trance en  Hipnosis es un  recurso muy valioso para que la mente inconsciente se manifieste y el cerebro empiece a emitir señales neuroquímicas y hormonales de equilibrio y bienestar como coadyuvantes poderosos de la terapéutica tradicional.  Te invito a ser parte de este camino de aprendizaje personal que dará luz y respuestas a tu labor profesional.