Guillermo Olivieri

Supervisor

  • Coach Ontológico
  • Master en PNL
  • Trabajo en Dto. de RRHH

 

Nací en el año 1986 en Buenos Aires, me crié en el cada vez más turístico barrio de San Telmo. De mi niñez recuerdo mi fascinación por la ciencia, por las preguntas existenciales, por la búsqueda de explicaciones, de sentido, de la verdad. ¡Mi curiosidad era insaciable! ¿Qué es todo esto? ¿Qué somos? ¿Por qué?

 

En la primaria fui muy exigente conmigo mismo y con “lo que tenía que hacer”, que era sacar buenas notas, e intentaba con éxito tener el mejor promedio de la clase. Me encantaban las matemáticas y me enamoré del ajedrez, juego que siempre estuvo y estará presente en mi vida, por más que pierdo más de lo que gano!!

 

Justo antes de iniciar  la secundaria sufrí una gran desilusión, con la separación de mis padres. Algo se rompió en mí y se me cayó toda la estructura que había construido hasta entonces, y me olvidé de mi esencia, de mi curiosidad y mi entusiasmo. ¡Me costaría mucho mucho tiempo emprender el camino de vuelta hacia lo que me importa!

 

Viví muchos años simplemente “haciendo lo que se hacía”, sin motivación ni encontrándole sentido a la vida, y sin la esperanza que eso pudiera cambiar. Años en que todo era muy monótono (mi vida laboral, amorosa, de relaciones en general).

 

Un buen día, ya próximo a cumplir 30 años,  tuve un quiebre. Recordé  el niño que había sido, tan lleno de preguntas, curiosidad, entusiasmo y esperanza, y que no sabía cómo y cuándo, había olvidado . Desde ese día emprendí el camino de regreso a mi esencia. Un camino con idas y vueltas, con frustraciones y aprendizaje, con miedo y alegría. Un camino que no terminará nunca.

 

Fue en ese camino que llegué a Iafi para hacer la formación de PNL. Me encontré con personas que me han acompañado y ayudado a abrir muchas puertas. Descubrí mi vocación como Coach y como persona que está feliz de ver y ser oferta de acompañamiento a otros que están en sus propias búsquedas, sean las que sean.

 

A partir de toda esta apertura me conecté y estoy conectando con el Budismo, a través de practicar Zazen. Llegué a la Gestalt, que va muy de la mano y junto con el Budismo me ofrecen una filosofía de vida que me llena de confianza, de estar en el momento presente, y de encontrarme a mí mismo en cada momento.

 

Frase:

«A través de nuestros ojos, el universo está percibiéndose a sí mismo. A través de nuestros oídos, el universo está escuchando sus armonías. Somos los testigos a través de los cuales el universo deviene consciente de su gloria y su magnificencia» Alan Watts

ts