0
  • Carrito Vacío

    No tiene ítems en su Carrito de Compra

PENSAMIENTO SISTEMICO

Introducción con Ejemplos

Pensamiento Sistémico

Pensamiento Sistémico

PENSAMIENTO SISTÉMICO

INTRODUCCIÓN AL PENSAMIENTO SISTÉMICO

CON EJEMPLOS PRÁCTICOS

INTRODUCCIÓN AL PENSAMIENTO SISTÉMICO

Una forma de introducir el pensamiento sistémico, es pensar lo siguiente: ¿Cómo puede ser que la tensión en Oriente Medio afecta el estacionamiento o parking de tu barrio? – La respuesta es sencilla: Debido al aumento del barril de petróleo, y por ende del combustible, por ende, menos automóviles transitando.

PENSAMIENTO CAUSA – EFECTO VS PENSAMIENTO SISTÉMICO

Causa y efecto pueden parecer algo directamente relacionado. Cuando se da la causa A, le sigue el efecto B; y si se da B, significa que se ha dado A. ¿No es así?

Sin embargo, esto no es tan simple. Tomemos un ejemplo obvio de causa y efecto: No cabe duda de que la fuerza de la gravedad hace que los objetos caigan. Pero todas las leyes físicas tienen la condición de que “no se produzca ningún otro cambio”. O “en condiciones normales de presión y temperatura”. Así, una pluma no llegará a caer si hay un fuerte viento ni una barra de hierro, si existe un fuerte campo magnético.

FALACIAS DEL PENSAMIENTO CAUSA – EFECTO VS. PENSAMIENTO SISTÉMICO

Cuando pensamos en una causa que lleve a un efecto sin que se produzca ningún otro cambio, ese ningún otro cambio se excluye en realidad del sistema mayor al que pertenece la pieza que observamos.

Las leyes de la física, por ejemplo, están idealizadas. Se consideran universales y de aplicación en todas partes, cuando en realidad en su forma más pura son de aplicación en un laboratorio. No tienen en cuenta el contexto. La realidad es mucho más compleja de lo que parece.

EJEMPLO DE PENSAMIENTO CAUSA -EFECTO

Conducir rápido causa accidentes

El desempleo genera delincuencia

A mayor policía menos delitos.

Con más dinero, mayor felicidad.

El cinturón de seguridad salva vidas.

Las computadoras aceleran el trabajo.

Todos estos argumentos pueden ser cuestionables. Es cierto que existe una generalidad, que pueden ser cierto en muchos casos, pero es imposible afirmar que son verdades absolutas en cualquier caso individual.

Incluso decir que fumar causa cáncer, es cuestionable, porque si fuera así todos los fumadores tendrían cáncer. Fumar es un factor importante, pero existen otras variables más que terminan provocando el cáncer.

EL EXCESO DE INFORMACIÓN NOS CONDUCE AL PENSAMIENTO SISTÉMICO

Está más que claro que cada vez hay más información disponible, y que cada vez más, tenemos que filtrar lo que nos llega. Y en general, filtramos mal. Estamos acostumbrados a buscar las causas de lo que queremos cambiar, como si la causa estuviera inmediatamente antes del efecto.

Los asesores políticos y económicos han cometido muchísimos errores por pensar de esta forma. Por ejemplo, cuando en Argentina se prohibió la compra del dólar, se pensó que de esta forma disminuiría, drásticamente, la compra de divisas como el dólar.

Sin embargo, no se contempló que los ciudadanos comenzarían a utilizar las tarjetas de crédito. Y como resultado, se colocó un impuesto sobre los consumos con tarjeta de crédito. Y así, cada vez más, fueron apareciendo medidas para apalear la primera decisión. ¿Qué hubiera pasado si se hubiera contemplado al sistema en su totalidad utilizando el pensamiento sistémico?

Se requiere un pensamiento a largo plazo, y tener a mano algunos patrones de comportamiento (información del pasado) para disminuir el riesgo. Si bien el futuro no está bajo control, podemos minimizar las consecuencias cuando incorporamos el pensamiento sistémico.

FALACIAS DEL PENSAMIENTO CAUSA – EFECTO

1-La causa y el efecto están separados y el efecto se produce después de la causa.

Causa y efecto son dos palabras diferentes, sin embargo, el efecto de una causa puede ser la causa de un efecto. ¿La escasez de un producto provoca el acaparamiento o el acaparamiento provoca la escasez del producto?

Es una pregunta imposible porque manejamos círculos y lo que encontraremos primero dependerá de dónde comencemos.

2- El efecto sigue a la causa en espacio y tiempo

En los sistemas, siempre hay desfasajes, y el efecto puede producirse en otro lado o en otro tiempo. Por ejemplo, en el sistema cuerpo humano, un dolor en el brazo izquierdo puede ser predecesor de un infarto o un nervio pinzado entre las vértebras puede producir dolor en la pierna.

Ejemplo de falta de pensamiento sistémico: Una persona que tenía dolor en el cuello recibió tratamiento directamente en la zona del cuello y no produjo ninguna mejoría. Luego de varias semanas llegaron a la conclusión que el problema provenía de una lesión en el dedo gordo del pie derecho, dado que la obligaba a caminar un poco ladeada para poder quitar el peso sobre ese dedo. Esto le generaba una sobrecarga en la pelvis, y para compensar la sobrecarga, los músculos de la espalda y del cuello soportaban una mayor presión.

3-El efecto es proporcional a la causa

Cuando un vehículo chico choca contra uno grande, el daño y el impacto dependerán de la masa y la velocidad de los vehículos. Pero no podemos hacer de esto una generalización. En muchos sistemas podemos obtener un gran efecto a partir de un pequeño estímulo.

Por ejemplo, el empleo de un sistema de poleas, que permite que con muy poca fuerza levantemos pesos muy grandes.

PENSAMIENTO SISTÉMICO: ENERGÍA COLATERAL EN LOS SERES VIVOS

En los sistemas vivos la causa  y el efecto pueden ser aún más inciertos. Una epidemia puede ser causada por un simple virus. Un pesticida puede hacer un desastre en toda una región. Si golpeamos a un animal puede mordernos o salir corriendo.

La energía de la respuesta no depende de nuestra fuerza, sino del interior del animal, y esto se conoce con el nombre de energía colateral. Estaba allí antes de nuestra acción.

Una congestión por la mañana en el tráfico tal vez no nos moleste en absoluto. Si a la mañana siguiente vuelve a haber congestión probablemente nos resulte totalmente frustrante.

Nuestra reacción, en definitiva, dependerá de cómo nos sintamos inicialmente. Por esta razón los sistemas vivos son totalmente impredecibles. Este es el punto de partida de la teoría del caos, que se ocupa del comportamiento de los sistemas complejos.

BENEFICIOS DEL PENSAMIENTO SISTÉMICO

  • Ejercer mayor influencia en nuestra propia vida, descubriendo patrones, tomando más control sobre nuestra salud, economía, relaciones, etc. Por ejemplo, tal vez no tenga ganas de concurrir al cumpleaños de hoy, pero si pienso de forma sistémica, el hecho de ir, contribuirá a mejorar mis relaciones personales. Puedo conocer a alguien nuevo, y seguramente el cumpleañero se acuerde de mí para mi cumpleaños.

  • Obtener métodos eficaces no sólo para resolver problemas, sino también para resolver el origen de los mismos.

  • Terminar con la actitud de esfuerzo permanente, qué, como veremos más adelante, quedará reemplazada por el efecto “palanca”

  • Generar razonamientos más claros y mejorar la comunicación. Por ejemplo, en vez de discutir siempre sobre lo mismo, podemos conversar sobre la forma de conversar. En vez de regañar siempre al mismo empleado, tal vez descubra que necesita reconocimiento, o una capacitación, o asignarle tareas diferentes.

  • Dejar de culpar. La culpa no es de ninguna persona, dado que cada persona hace lo que puede dentro del sistema en donde está presente. Lo que falla es la estructura del sistema.

DIFICULTADES EN LA IMPLEMENTACIÓN DEL PENSAMIENTO SISTÉMICO

Podríamos preguntarnos: si es tan importante el pensamiento sistémico, ¿por qué no lo usamos todos?.

En primer lugar, es relativamente nuevo, dado que históricamente estuvo limitado a científicos, pero por sobre todo, el sistema educativo, es tan complejo y estable, que lo que la sociedad descubre, le lleva a la educación muchísimo tiempo incorporar. Un ejemplo de esto es la educación emocional, que aún, a varios años de descubrir su importancia, sigue siendo muy difícil implementar.

El pensamiento sistémico no actúa según la lógica clásica de comprensión, que consiste en descomponer los sucesos en parte, analizarlos para luego unirlos. Es decir, se estudiar las partes, pero no se estudia al todo.

Joseph O’Connor cita el ejemplo de un incendio forestal. Normalmente lo que haríamos sería echar agua para apagarlo. Pero a veces son tan fuertes, que ni toda el agua alcanzará, o cambiará de dirección en el momento menos pensado debido al viento.

Desde el pensamiento sistémico se encontró que, haciendo pequeños incendios controlados alrededor del fuego, este se apagará porque no tendrá más combustible para quemar.

Casi todas las cosas de nuestra vida son sistemas y a su vez forman parte de otros sistemas. Esto nos muestra que es prácticamente imposible no utilizar el pensamiento sistémico.

LOS SISTEMAS DEL PENSAMIENTO SISTÉMICO

¿QUÉ ES UN SISTEMA?

Dentro del pensamiento sistémico, se define a un sistema como una entidad cuya existencia y funciones, están dados por la interacción de sus partes.

Cuando no hay interacción entre las partes que le componen, entonces tenemos un montón de partes, y no un sistema.

PENSAMIENTO SISTÉMICO: SISTEMAS SIMPLES Y COMPLEJOS

Los sistemas pueden ser simples (el termostato de la calefacción) o complejos (el clima). Los sistemas están formados por subsistemas y su vez forman parte de otros sistemas más grandes.

Lo que hace a un sistema complejo o sencillo no son la cantidad de partes que lo componen, sino la cantidad y tipo de relaciones entre ellas. Un rompecabezas de 10,000 piezas parece ser complejo.

sistema-simple

Un rompecabezas es un Sistema Simple

Sin embargo, cada pieza cumple una única función. Un equipo de trabajo de 6 personas es un sistema complejo, dado que cada persona es un sistema complejo (emociones, pensamientos, creencias, lenguajes, filtros sobre el mundo, cultura, historia personal, metaprogramas, estilos de comunicación, etc.) que se relaciona a su vez con otras personas, que también son complejas.

Al añadir una pieza a un sistema, la complejidad aumenta exponencialmente. Por ejemplo, si tengo a las personas A y B encontramos dos interacciones posibles:

Cómo afecta A a B y cómo afecta B a A

Pero si agregamos a C, no tendremos tres interacciones posibles, sino 12.

Cómo afecta A a B

Cómo afecta A a C

Cómo afecta B a A

Cómo afecta B a C

Cómo afecta C a A

Cómo afecta C a B

Cómo afectan A y B a C

Cómo afectan A y C a B

Y así sucesivamente…

Además, las relaciones entre las partes no son constantes. Una partida de ajedrez, queda totalmente modificada cuando se mueve una pieza. El sistema y las posibles jugadas ahora están totalmente diferentes, y lo que antes era posible ahora tal vez ya no lo es.

EJEMPLO DE INTERACCIONES EN EL PENSAMIENTO SISTÉMICO

Por ejemplo, el sistema “Curso de PNL” muta desde el primer día (en dónde no hay tantas relaciones) hasta el último día en donde se han conocido y establecido múltiples formas de interactuar y relacionarse unos con otros.

Los sistemas complejos tienden a ser más estables que los sistemas simples. Por ejemplo, un cambio de política encontrará muchas resistencias en los funcionarios. El sistema judicial, el sistema educativo, la policía, el sistema sanitario y de salud, son otros ejemplos de sistemas complejos y estables.

No es posible tener un sistema estable sin resistencia. Lo que lo hace estable es la resistencia al cambio. Son las dos caras de la misma moneda. De ahí el dicho “divide y reinarás”, dado que, a menores relaciones, mayor posibilidad de cambios.

Si a una patineta le doy más envión, obtendré mayor velocidad. Pero si a un coche le doy una nafta mejor, no alcanzará para que tenga mayor velocidad. Deberé reajustar su sistema de inyección, su sistema de escape, de enfriamiento, de lubricación, sus ruedas y hasta su aerodinámica.

¿Cuál es el sistema más complejo del universo?

sistema complejo del pensamiento sistemico

El Sistema más Complejo

El cerebro: Pesa 1,5 kg y tiene 100,000 millones de neuronas. Una sola neurona asimila hasta 100,000 estímulos diferentes.

DIVISIÓN DE LOS SISTEMAS EN SUBSISTEMAS EN EL PENSAMENTO SISTÉMICO

Los sistemas construidos por el hombre tienen un crecimiento limitado. Si algo crece de forma desmesurada, sin experimentar otros cambios, colapsará. Por lo tanto, cuando crecen se los divide en sistemas más pequeños para establecer un nivel adecuado de control.

Un grupo de 6 personas pueden funcionar muy bien trabajando, pero un grupo de 600 será difícil. Los temas de PNL se subdividen en tres cursos, que a su vez se dividen en módulos. Aun así, cada módulo se divide en teoría y práctica, que a su vez está fragmentada.

Esta es una metodología pedagógica eficiente, pero no sería tan eficiente, si luego no vemos el “todo”. Por ejemplo, cuando aprendemos rapport, primero aprendemos a reflejar y acompasar, luego a conectar o acoplar, y luego a liderar. Pero finalmente, hacemos ejercicios donde vemos todos junto aplicado y de esta manera comprendemos finalmente qué es rapport.

PROPIEDADES EMERGENTES EN EL PENSAMIENTO SISTÉMICO

A veces este concepto se vuelve difícil de comprender, sin embargo es más simple de lo que pensamos.

Las propiedades emergentes, son las características del sistema que no están en las partes del sistema, sino cuando funcionan todas juntas interactuando.

Un ejemplo de pensamiento sistémico es el siguiente: Si digo que IAFI ha crecido, no es porque el departamento docente ha crecido, tampoco es porque la administración creció, ni tampoco porque las ventas crecieron, dado que podría vender más solo si la administración mejoró sus procesos y si tenemos más espacio físico.

A su vez, el sistema de ventas, se divide en varios subsistemas como el del sitio web, el sistema publicitario, las redes sociales, las recomendaciones de otros alumnos, etc. Esto nos muestra que para comprender porque IAFI creció, se debe hacer un análisis exhaustivo. Lo mismo sucederá cuando analicemos el por qué no ha crecido.

Una ventaja de las propiedades emergentes es que no es necesario comprender el sistema para beneficiarse de ellas. No necesito conocer cómo funciona mi encendedor para obtener fuego.

Otro ejemplo de las propiedades emergentes de los sistemas, lo podemos ver en un piano. Su propiedad emergente es la música, pero si lo desarmo, no la encontraré por ningún lado.

PENSAMIENTO SISTÉMICO: EL EFECTO PALANCA

Pensemos en un sistema complejo como si fuera una telaraña. Cuando queremos hacer un cambio, es como tirar desde una de sus puntas. Mientras ejerza presión, la telaraña se modificará, pero en cuanto suelte, la presión que ejercen los demás puntos, harán que vuelva a su forma original.

La siguiente figura muestra cómo se encuentra el efecto palanca en un sistema económico: El Consumismo

Esto es lo que sucede con nuestros hábitos y sistemas de creencias. Por más que nos esforcemos, siguen estando ahí. ¿Qué crees que ejerce la presión contraria al cambio? Una posible respuesta es la ganancia secundaria, entre otras.

La familia es otro sistema complejo estable. Sus miembros se pelean una y otra vez, pero todos siguen estando ahí, las peleas y sus miembros.

¿Cómo generamos entonces, cambios en un sistema complejo?

Teniendo en cuenta que hay resistencias, se trata de encontrar el punto en el cual, ejerciendo cierta presión, el sistema cambie (o en su defecto colapsa). Es decir, obtener grandes resultados con poco esfuerzo. Esto se llama “efecto palanca”.

Por ejemplo, en un sistema familiar donde sus miembros se llevan mal, introducir una conversación sobre la forma de conversar, puede generar grandes cambios.

De lo contrario,

si siempre haces lo mismo, siempre obtendrás los mismos resultados

como bien decía Einstein.

En el coaching, muchas veces la mirada que nos aporta el coach, toca una fibra íntima en el coachee que promueve muchos cambios. Especialmente en el coaching ontológico. Eso es efecto palanca.

Para encontrar el efecto palanca la pregunta no es ¿Cómo debo mejorarlo?, la pregunta es ¿Qué es lo que frena el cambio?

Si te ha interesado este tema, puedes interesarte en nuestro curso de Master en PNL dónde enseñamos, practicamos e incorporamos el concepto del Pensamiento Sistémico.

Esto ha sido una introducción al pensamiento sistémico, he utilizado ejemplos propios y me basé en la siguiente bibliografía:

Introducción al Pensamiento Sistémico

La Quinta disciplina

La Quinta disciplina en la Práctica

Este post es útil si buscas información relacionada al pensamiento sistémico o deseas introducirte al pensamiento sistémico o ejemplos de pensamiento sistémico.

¿Deseas valorar la nota sobre Pensamiento Sistémico?

MaloRegularBuenoMuy BuenoExcelente (17 votos, promedio: 4,65 de 5)
Cargando…

diciembre, 2019

No hay Eventos

En este video, Axel Persello habla sobre la importancia del Feedback en el Pensamiento Sistémico.

CURSO RELACIONADO

Curso de PNL Master

El Curso de Master en PNL (Maestría en Programación Neurolingüística) están orientado al cambio de creencias y al poder de las conversaciones. Incluye la incorporación del Pensamiento Sistémico y enseña el Modelado (la técnica con que se creó la PNL)

Contáctanos

Respondemos de Inmediato. También puedes llamar al +54 11 4823-9001 - Nos gusta Informar
  • Selecciona el curso de tu interés
  • This field is for validation purposes and should be left unchanged.

NOTAS RELACIONADAS

Día de la Madre

Se acerca el día de la madre y hemos preparado este artículo que nos invita a reflexionar sobre la madre que tenemos, a aceptar a esta madre con sus virtudes y defectos, y principalmente a agradecer por habernos dado la vida. Con conceptos de la PNL presentamos a la madre perfecta, pero si lees hasta el final, te llevarás una sorpresa.

Resumen
Pensamiento Sistémico
Título
Pensamiento Sistémico
Descripción
Pensamiento Sistémico con Ejemplos de la vida diarias. Sistemas Simples y Sistemas Complejos - Energía Colateral y otros temas relacionados al Pensamiento Sistémico.
Autor
Publicada por
Instituto Americano de Formación e Investigación
Logo

Sin Comentarios

Agregue su revision

Su dirección de correo no será Publicada